Sur de Albania y Corfu

Mi último recorrido por la zona suroeste de los balcanes, puedo decir que ha sido un gran viaje, con lugares espectaculares y comiendo hasta que duela pero es cierto que al igual que nos lo pasamos genial, en ciertas ocasiones temíamos por nuestra vida (bueno no tanto, exageración andaluza) pero es verdad que sustos y tensión ha habido (sobre todo en Albania) por motivos diversos y que os contaré con notas de humor.
No os asustéis, al final son anécdotas que hacen que recordemos aún mas el viaje…os prometo que vuelvo con los mismos riñones y no me he cruzado con ningún albano-kosovar con kalashnikov en la mano…en fin, vamos allá!

La entrada a Albania ya nos dio un toque de atención en la aduana de frontera. Llegamos como a las 22h aproximadamente después de un viaje larguisimo desde Tesaloniki (Grecia) y tratan de matarnos de una parada cardio-respiratoria al asegurarnos que la aduana cierra a las 21h y que ya habría que esperar al día siguiente para poder pasar. Este susto, por surte, vino seguido de un “podéis pasar, esta vez os dejamos” con mirada de perdonarme la vida. 🙂 Pero todo no iba a ser un camino de rosas…este fue el instante en que comenzó nuestra aventura para conseguir el sello albano en el pasaporte que no llegaría hasta cruzar la última frontera ya saliendo en dirección Macedonia…esto se iba a convertir en algo personal! Jejeje.

IMG_20170910_223144.jpg
Cable Bridge, llegando a Ksamil.

Ya en carreteras albanesas, teníamos que llegar a nuestro hotel en plena noche en la semi-isla de Ksamil donde pasaríamos los 2 siguientes días. Para llegar al mismo, un ejercito de perros trataría de impedírnoslo apareciendo por sorpresa en cada curva, (mas adelante nos daríamos cuenta de que los perros serían la menor de nuestras preocupaciones) además de las carreteras: donde las rectas brillan por su ausencia.
Después de una hora y media de camino ya en Albania, aún nos quedaría el “Final Boss”: como os comentaba, Ksamil es una semi-isla y a nosotros nos tocaba cruzar por la parte que es isla, solo conectada por un “cable-bridge” que intento describiros a continuación: un motor diésel (ojo al motor) que hace girar unos cables que a su vez hacen desplazarse una plataforma de madera (cuatro troncos atados entre si mas o menos) de manera  que nos subíamos nosotros con coche incluido para cruzar la ria.

Una vez superado este obstáculo continuamos con el camino hasta que ya llegando, veíamos hasta el luminoso del hotel al fondo, nos encontramos con la troleada definitiva: el GPS nos envió por un camino de m***** y casi nos cargamos los bajos del coche. Al final conseguimos dar con el hotel y colorín colorado, primera noche sobrevivida.

IMG_20170911_083849.jpg
Vistas desde nuestro hotel en Ksamil.

Ya descansados y tras volver a ver el lugar por el cual habíamos cruzado la isla para corroborar los echos, visitamos el parque natural de Butrint: ruinas romanas bastante bien conservadas y unos parajes muy bonitos que ver. Echamos en falta lo que en muchos lugares de Albania; la falta de inversión en estos sitios para una mejor promoción y mantenimiento. Tienen unas joyas naturales y arqueológicas pero es una pena ver el estado en el que se encuentran algunas.

IMG_20170911_185644.jpg
Baptisterio, en el parque nacional de Butrint.

La siguiente jornada, una de las mejor aprovechadas, la comenzamos conduciendo rumbo al Blue Eye, a una hora aproximadamente de Ksamil. Tras pasar un “peaje” de 1€ aprox. para cruzar una presa como única vía de acceso al lugar, llegamos allí. Ojo al camino final de llegada y cuidado con los autobuses turísticos que van sin miramiento alguno.
El sitio es una pasada de bonito, un color de agua y una vegetación que hizo que mereciera la pena el camino sin duda. Tras un paseo corto llegamos a la atracción principal: se trata de un hoyo, literal, de mas de 50 metros de profundidad en mitad de un lago. Se pasa de un azul profundo en la fosa a unos colores mas verdosos en el resto de la laguna y eso lo hace tan llamativo. Nos tomamos unos refrigerios contemplando el panorama y camino de vuelta a la carretera rumbo a Gjirokastra.

IMG_20170912_130419.jpg
Blue Eye
IMG_20170912_125937.jpg
Blue Eye

Tras cruzar un precioso puerto de montaña, siempre esquivando perros, gatos, vacas, etc…antes de llegar al destino paramos a comer en un lugar que os recomiendo: Restaurante Ndrico. Nos trataron genial y la comida espectacular, chapó.
Tras la parada de servicio, continuamos hasta Gjirokastra para visitar su imponente fortaleza en lo alto de un cerro que la verdad costó encontrar. Pero mereció la pena con creces, a mi personalmente me gustó tanto la fortaleza como las vistas de las montañas de la región. Asimismo el pueblo tenía su encanto con mezquitas escondidas entre callejuelas en las que perderse.

IMG_20170912_170221.jpg
Fortaleza de Gjirokastra

Ya de camino de vuelta, pasamos por la ciudad costera de Sarandë para echar un ojo y de paso chequear donde tendríamos que tomar el ferry para el viaje que nos quedaba al día siguiente: visita express de 2 días a la isla griega de Corfu (Cambiamos país y hora).

El lugar para comprar los tikets y embarcar en los ferrys de Sarandë lo teneis al final del paseo marítimo de la ciudad. Toca madrugón y al ferry Sarandë – Corfu! Hoy nos merecíamos un día de “postureo” del bueno en esta preciosa isla griega! Nada mas llegar y poner los relojes a punto (diferencia de 1 hora), nos recogen en el muelle del puerto comercial para llevarnos directamente al puerto deportivo y, tras unas clases básicas de navegación, nos hacen entrega del barco que tendríamos para nosotros hasta las 18h sin otro capitán que el que escribe 🙂 . Zarpamos desde el muelle en el que se encuentra el molino de viento (os indico en el mapa de mas abajo su situación),  para comenzar a navegar hasta la zona de Kassopei donde echaríamos amarras para comer tranquilamente en Nikolas Taverna.


No tengáis miedo de acercaros a esta bahía en Koassopei para que os amarren el barco, es público y gratuito y podéis comer en cualquier de los 3 merenderos que hay mientras dejáis el barco en el muelle.

IMG_20170913_133901.jpg
Vistas desde el retaurante Nikolas Taverna en Koassopei

Continuamos con la ruta después de la comida disfrutando las vistas, calitas, acantilados y demás joyas que Corfu nos regala a cada momento. Quedándonos con ganas de mucho mas, volvemos a puerto con la puesta de sol y los mismos organizadores de nuestra actividad por el mar jónico nos dejan en coche a escasos metros de nuestro alojamiento esa noche en Corfu.

Y hablando de escasos metros, a otros tantos teníamos de cerca la iglesia que nos despertó al día siguiente de una manera un tanto desquiciante. Un “amable” hombre resonaba las campanas durante minutos interminables con todo su esfuerzo. Esto sería de lo mas normal si no tuviéramos dichas campanas a 5 metros de nuestra ventana. Gracias.

IMG_20170914_135315.jpg
Vistas de Corfu y la Fortaleza Antigua desde la Fortaleza Nueva.

Tras comprobar que tímpano, tambor y demás seguían en su sitio, nos pusimos manos a la obra con Corfu. Aunque siempre hay muchas mas cosas por ver, la verdad que el día en Corfu nos cundió bastante, teniendo tiempo para visitar tanto la Fortaleza Nueva como la Antigua (a mi parecer mas bonita esta segunda tanto por sus vistas como por el estado de la misma). No podéis dejar de ver tampoco la Iglesia de San Jorge, una preciosidad por fuera aunque por dentro deja que desear, bastante austera. Todo el centro de Corfu la verdad que es para disfrutarlo, tanto pasear por sus callejuelas del centro como los parques frente a la antigua fortaleza merecen la pena.
Igualmente, perderos por el mercado abierto cerca de la nueva fortaleza, donde podréis encontrar desde las autenticas aceitunas griegas (paraiso de un friki de los encurtidos como yo), hasta miel de abeja, pasando por numerosos postres caseros y eso si, buscaros un buen lugar para probar algún auténtico Giros griego.  Para los amantes de las iglesias, la de San Espiridión (aunque no la visitamos) también es una parada obligatoria en esta ciudad siendo la mas importante para sus habitantes.

IMG_20170914_005039.jpg
Iglesia de San Espiridión

Por último, os doy un truco para la vida nocturna: anotaros el Cavalieri Roof Garden para tomaros un cóctel antes de salir de fiesta y disfrutar de las vistas brutales de la ciudad (momento clave para ir en la puesta de sol). El sitio es algo caro, (unos 8€ por copa) pero merece la pena beberse un cóctel disfrutando de las vistas. Ojo, es un hotel, pero no os cortéis y entrad hasta el fondo, tenéis que subir a la azotea por el ascensor, el lugar esta abierto a todo el público, no solo inquilinos del hotel).

Después de este paréntesis de 2 días y 1 noche por Corfu, volvemos a Sarandë en el ferri de nuevo y ponemos rumbo en coche hasta Vlorë. Nada, solo era un tramito de 100km, menos de una hora…verdad? O mejor dicho 3 horas y media a una velocidad de 40km / hora? Si, suena mas realista.
“Albania is back”, otra vez en coche por carreteras del demonio cruzándonos todo tipo de habitantes en sus alrededores, además de un puerto de montaña, hasta que llegamos hasta nuestro ansiado Envi Hotel (no os pongo el enlace para que no le deis visitas). Básicamente, porque no quiero mandaros a un hotel a medio acabar, sin recepción, con los cables de la luz por fuera, etc…un desastre. Al menos cenamos bien y la verdad que las vistas por la mañana de otro mundo, pero aún así, buscar otra cosa cerca!

IMG_20170914_194349.jpg
Puesta de sol, en el ferry volviendo de Corfu.

Tras esta noche en costas albanesas, seguimos a carretera y manta durante unas cuantas horas cruzandonos con motos en dirección prohibida por autovías o incluso ocas…hasta llegar a la frontera albano-macedonia, fue todo un placer (ironía modo on) este tránsito entre países como os describo:

  • Cola de rutina que ya esperábamos para llegar al puesto fronterizo. Esto era un juego de niños comparado con lo que nos ocurrió en la frontera Serbo-Croata.
  • Llega nuestro turno y el señor de aduanas decide hacer una inspección física del vehículo, son las 14h, adiós hora de la comida. Nos llevan hasta un taller donde habría unas 3000 señales de prohibido fumar pero claro, los señores aduaneros ya no es que fumen, sino que se auto-invitan del paquete de tabaco de mi compañero de viaje. Mientras tanto, continúan con su chequeo del coche, de todas y cada una de las maletas, etc…una hora aproximadamente por la gracia.

Una vez terminada la inspección, por suerte nos dejan pasar y ya no solo eso, sino que también nos sellan el pasaporte con la estampa albana. ¡Conseguido a la cuarta frontera albanesa que cruzamos! ¿No todo iba a ser ruina no? Pues sí:

  • No os olvidabais de la frontera de macedonia. También hubo lío si, ya que el señor agente nos hizo saber que llevábamos con la tarjeta verde caducada durante todo el viaje ya que expiró en Julio (y hablo por Septiembre).
    Punto número uno: ¿en serio ningún agente se había dado cuenta hasta el momento habiendo pasado 4 fronteras?
    Punto número dos: a pagar 50€ por no llevar el seguro en regla, gracias de nuevo.

Mas adelante pelearíamos con el dueño del renting de Bulgaria, donde alquilamos el coche, por este error y por otros mas que aún hoy siguen coleando….pero eso ya, es otra historia!

IMG_20170914_145107.jpg
Un buen Gyros griego al plato, Corfu.

Moraleja: a pesar de las dificultades, volvería a Albania para no perderme lo que me queda por visitar del país.

  • La comida: brutal, todo super rico y el precio baratísimo.
  • La gente un placer, excepto casos aislados como el señor de la aduana.
  • Lugares a visitar: solo vimos un pequeño cacho del país y nos encantó todo. Montañas, parques naturales, playas de escándalo…en la línea de los balcanes.

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s