Perú, Parte 2: De Arequipa a Puno.

Recién llegados de Ica, y tras 12 horas de viaje, al fin llegamos a Arequipa a primera hora de la mañana. Sin quererlo ni beberlo, en este trayecto hemos pasado de estas a 0 metros sobre el nivel del mar a situarnos a 2.335, y esto es solo el comienzo…

El día de llegada lo dedicamos a explorar esta bonita ciudad sin apenas tiempo para descansar (primer error), conservada con una arquitectura bastante parecida a lo que podríamos encontrar en Andalucía, y es que, en tiempos del descubrimiento (o como queráis llamarlo), toda esta región del Perú fue colonizada en su gran mayoría por extremeños y andaluces recién llegados del otro lado del océano. Como ya veremos mas adelante, dejaron buena marca de su paso por el Perú y por Arequipa en concreto.

A medio día, probamos una serie de platos auténticos de la cocina del lugar. Fuimos a una famosa “picantería arequipeña” llamada La Mundial, donde probamos el Cuy chactado (lo que viene siendo cobaya espetada), rocoto relleno y chicharrones. Desde mi punto de vista, todo muy rico, pero el Cuy tenía mucho hueso, aunque recomendable sin duda. Lo contundente de esta comida a medio día fue el segundo error que cometí.

Ahora os explico el tema de los errores y quiero que todos aprendáis la lección: lo digo en relación al famoso mal de altura que a mi padre y a mi nos dio bastante duro, y todo por no tener cuidado alguno con las advertencias que recibimos previamente.

Antes que nada, también aclarar que el mal de altura se debe a la falta de oxigeno en el organismo y afecta de manera distinta dependiendo de la fisionomía de la persona, por lo que fácilmente podéis no seguir mis consejos y salir bien parados de igual manera, pero bueno, mejor ir a lo seguro no?

  • En primer lugar, descansar y tener el cuerpo despejado es importante; una caminata después de mal dormir en un bus, no es lo mas recomendable.
  •  Comer ligero…..en mi caso lo siento pero  me salté el consejo por completo, la comida peruana me puede!
  • Por último, empezar a tomar mate de coca ANTES de subir a las alturas. Si se toma a posteriori, el efecto es muchísimo menor.

El mal de altura lo arrastré durante la siguiente semana casi, por lo que no os lo recomiendo…jejeje mi paso por Arequipa, Colca y Puno fue el de una persona moribunda! 😦 Malestar general, perdida de apetito, etc…

Pero el show debía continuar, y la tarde la dedicamos a visitar uno de los lugares mas bonitos que vi en este periplo por el Perú: Monasterio de Santa CatalinaUn lugar para perderse, porque de echo es una ciudad a parte dentro de de Arequipa, en lo que a su dimensión se refiere. Igualmente, esas calles pintadas en cal repletas de geranios podrían ser fácilmente las de Córdoba o Granada como podéis ver.

Fuente: propia. Convento de Santa Catalina.

Tal como os comentaba, la influencia andaluza se notó bastante en esta ciudad debido al origen de los colonos españoles. En este convento vivían monjas de clausura sin contacto alguno con el exterior, hoy día solo una pequeña parte del convento funciona como tal y está habilitado a visitas, previo pago de unos 15€ aproximadamente.

Antes de dormir, una pizza con masa de quinua, cereal típico del Perú, y

IMG_20170110_183115
Fuente: propia. Emoliente.

un “emoliente” para quitar todos los males. Se trata de  jarabes que hacen carretilleros con distintos productos como eucalipto, aloe vera, lima, menta, muña, etc… dependiendo del malestar que tenga uno. Figura de lo mas corriente en las calles de la serranía peruana. Muy curioso ya que al servirse en vaso de cristal, los consumidores se juntan alrededor del señor de los emolientes hasta que han terminado su vaso y continúan con su camino.

Nos despertamos y directos al autobús del viaje de 2 días que nos iba a llevar hasta Chivay atravesando la cordillera de volcanes actualmente dormidos que rodea Arequipa, entre ellos el Misty, que dejamos atrás saliendo de la ciudad. Conduciendo por carreteras infinitas y atravesando campos llenos de llamas, alpacas y vicuñas entre otros animales, llegamos hasta el punto mas alto de todo nuestro viaje, a nada mas y nada menos que 4.850 msnm.

Finalmente llegamos a Chivay, donde pudimos admirar un pueblo que dejaba bastante que desear, incomprensible siendo un paso obligatorio por turistas para llegar al cañon del Colca. Allí compramos unos medicamentos para apaciguar los efectos del mal de altura, y cena étnica donde probaríamos la carne de alpaca entre otros manjares y disfrutaríamos de diversos bailes con música regional.

Al día siguiente, tocó madrugar para dirigirnos a ver el vuelo del Condor en el Cañon del Colca, a una hora de camino en bus desde Chivay. Fuimos afortunados ya que lo vimos nada mas llegar, y la verdad que las panorámicas de la zona son espectaculares.

IMG_20170112_095422
Fuente: propia. Cañon del Colca.

De aquí, gestionamos con antelación para que la organización del viaje nos arreglara un bus directamente a Puno, nuestra próxima parada, esta vez tránsito de 7h hasta la ciudad del lago Titicaca.

Conclusiones y consejos:

  • El tramo de viaje Arequipa – Puno lo realizamos organizado con una excursión hasta el cañón del Colca, tour organizado de 2d/1n con fin en Puno. Killawasi Lodge.
  • Mucho cuidado con el mal de altura siguiendo los consejos previamente comentados.
  • Sinceramente, yo cambiaría este viaje por mas días en Cusco o Amazonia, si volviera a repetir. Merecen mas la pena.

Mapa del circuito:

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s